Desarrollos premium de Santa Fe se adaptan al cliente de la post pandemia

Fuente: Rosario3 ~ Hace varios años que la ciudad de Santa Fe inició un proceso de transformación de su fisionomía, de la mano de un dinámico y activo mercado inmobiliario que compite generando nuevos proyectos para todos los segmentos, interviniendo y renovando la imagen tradicional de sus barrios y grandes avenidas de la Capital. Pandemia mediante, las empresas debieron hacer un esfuerzo extra para seducir clientes y concretar operaciones.

En un mano a mano con los protagonistas, desde Ecos365 recopilamos algunos de los lanzamientos más importantes que tienen en cartera grandes constructoras y desarrolladoras inmobiliarias de la ciudad capital. La actualidad del sector y los desafíos de encarar modelos constructivos alta gama. Desde proyectos innovadores que siguen transformando el dique 2 del Puerto, pasando por prestaciones de primera categoría en pleno Barrio Constituyentes, hasta llegar a un gigante exclusivo que se asoma en el casco histórico de la ciudad.

Con fuerte presencia en el Master Plan Inmobiliario del Puerto de Santa Fe, la firma Construcciones Arditti Morgenstern (CAM) posee varios proyectos en cartera, entre los que figuran Amarras Center, Garden Inn, Portofino, Torre Lyon (primer edificio con estructura metálica de la ciudad), Torre Capri y Boulevard Center (que va a transformar el predio de ex-Milkaut).

El más reciente es PortoFino, un desarrollo que está pensado para inversores que buscan un departamento con bajo costo de mantenimiento y expensas más accesibles (no tiene amenities), sin perder la ubicación privilegiada en uno de los mejores lugares de la ciudad. “Allí se buscó recrear un edificio con ladrillos vistos, siguiendo la estética del histórico Molino Marconetti, integrado a un entorno que por los tiempos que corren necesita tener su impronta y modernidad”, indicó Abby Arditti, al frente de la empresa. Cuenta con cinco niveles con unidades de un dormitorio, con posibilidades de desarrollar de 2 y 3. Dispone de guardería náutica.

Portofino se instala con la impronta del Molino Marconetti.

Otro emprendimiento del segmento premium lleva la firma de Bottai Inmobilairia, con una apuesta en pleno casco histórico de Santa Fe y es Torre Monseñor Zaspe. Cuenta con 22 pisos, está emplazado en pleno casco histórico de la ciudad y tiene un detalle muy importante, dado que la vista sur que tiene hoy, va a ser a perpetuidad ya que todos los edificios contiguos ya están construidos y luego viene una plaza y un parque.

Torre Monseñor Zaspe.

Otra característica diferencial es que cada uno de los pisos se puede modificar: “Ofrecemos una torre donde los departamentos se pueden ampliar y adaptar al bolsillo del comprador”, indicó Alberto Bottai, de la inmobiliaria que lleva su apellido. En el piso 22, se ubican los ambientes auxiliares, de uso común: quincho con asador y terraza, más una piscina con sector de solárium.

A su vez, desde Dubner Constructora junto a Sauce Inmobiliaria tienen actualmente en cartera 3 edificios en marcha en la ciudad. “Nuestro proyecto de alta categoría se llama Edificio Torre Plaza Sauce 42, ubicado en el tradicional Barrio Constituyentes de Santa Fe, destinado a un público que pretende las comodidades de una casa, pero con las ventajas de en un edificio en torre” indicó Rolando Grenón, gerente comercial de la firma.

Entre las prestaciones cuenta con: seguridad privada las 24hs, pileta de natación, espacios de jardín y asadores, salas de juego, microcine. La torre contará con semipisos y pisos exclusivos. Estará terminado en dos años y medio y apunta al segmento ABC1.

La Torre Plaza.

Las estrategias para concretar ventas

Las empresas coinciden en que la gran mayoría de los negocios se pactan de contado. Muchos de ellos son operaciones calzadas (compradores que realizaron una venta con anterioridad y canalizan el capital en un nuevo proyecto), y en menor medida, aparecen las ventas financiadas.

Otra cosa que resaltan, es que los nuevos desarrollos premium que están disponibles en la ciudad tienen una demanda completamente diferente a los otros segmentos. “Tal vez, estos tipos de productos están mucho más quietos que la media, pero a la hora de su comercialización, cuentan con inversores sólidos que apuestan y confían en cada uno de nosotros”, señalaron desde Sauce Inmobiliaria.

Entre las distintas estrategias para cerrar ventas existen dos bien diferenciadas:

1. Las tradicionales bonificaciones desde el pozo (al costo) y líneas de financiación en pesos, hasta 48 cuotas (ajustables mensualmente con el Índice del Costo de la Construcción (ICC)).

2. Pasando por novedosos mecanismos para seducir al inversor: algunas ofrecen a los clientes desde el momento inicial de la inversión una renta equivalente al valor del alquiler del departamento terminado, mientras se construye el proyecto.

También, para aquellos clientes que vienen del sector agropecuario, se brinda la posibilidad de aceptar cómo medio de pagos granos u otros commodities. Por ende, en vez de pagar el departamento con dinero, se cancela contra entrega del producto.  Además, existen Programas de Referidos, a través del cual, estimula de manera directa la referenciación de la firma hacia potenciales clientes.

A través de un sistema de referencia, con solo enviar los datos de la persona interesada -en caso que se realice la operación- el que acercó al comprador recibirá un porcentaje del monto total de la comisión inmobiliaria. El programa busca traccionar potenciales compradores referenciados de anteriores clientes.

Desafíos y potencialidades del mercado santafesino

Las grandes constructoras locales advierten una cuestión casi lógica: cada vez son menos los terrenos disponibles de grandes dimensiones que posibiliten generar emprendimientos de envergadura, por lo que los precios van en aumento. Además, la incertidumbre electoral habitualmente lleva a esperar los resultados de las elecciones y el reacomodamiento macroeconómico para decidir concretar la operación.

Pero a la hora de analizar las ventajas, los desarrolladores destacan que estos compradores tienen más espalda para cerrar antes los negocios en los que ven una oportunidad. Y además, aseguran que si bien hoy puede que el ladrillo no sea la inversión más rentable, sí es la más segura y la que más se revaloriza con el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.