El Gobierno desplegó un ‘plan anticorrupción’ para evitar denuncias por la obra pública

Fuente: Cronista ~ El ministerio que lidera Katopodis reforzó los mecanismos de transparencia y agilización de licitaciones. La estrategia busca contrarrestar eventuales casos de cartelización.

Lejos del ruido de las denuncias judiciales que involucran a Cristina Kirchner y como parte de un plan que empezó a desplegar desde hace tiempo el Gobierno, en el Ministerio de Obras Públicas avanzan con un ambicioso programa anticorrupción y transparencia para evitar la cartelización de las licitaciones y la ejecución de obras.

En el Ministerio de Obras Públicas que lidera Gabriel Katopodis explicaron a El Cronista que la batalla judicial que libra la Vicepresidenta con la Justicia por la causa de Vialidad y las denuncias lanzadas por el Presidente Alberto Fernández en defensa de Cristina Kirchner no interfirieron en nada para el desarrollo de la gestión. Es más: hay un presupuesto que no fue recortado y para el año que viene se prevén más fondos para obras. 

El ministro Gabriel Katopodis y el presidente Alberto Fernández

Además, el plan anticorrupción en la obra pública fue desplegado antes de que explotara el caso Vialidad y el pedido de prisión de 12 años que hizo el fiscal Luciani a la Vicepresidenta. Aunque en estos días cobra mucha relevancia todo el esquema que se está desplegando en Obras Públicas para transparentar el esquema de licitaciones y ejecución de proyectos.

La decisión de Katopodis va más allá del caso Vialidad y de las denuncias que hubo durante la gestión de Mauricio Macri sobre el vínculo entre el sector privado y el Estado en el reparto de las obras.  

Bajo la idea de dar mayor transparencia y evitar casos de corrupción, el Ministerio de Obras Públicas impulsó un modelo de «gobierno abierto» basado en un nuevo paradigma de transparencia, transversal a toda su gestión, según dicen cerca de Katopodis. 

«Esta visión plantea un enfoque amplio e integral de la transparencia, que mejora la calidad institucional de todo el ciclo de la Obra Pública. Esto implica la creación de un ámbito propicio para el control ciudadano, la reducción de la discrecionalidad en la toma de decisiones y los proyectos a partir de criterios estadísticos objetivos y la integración de la sociedad civil en la totalidad del proceso», dijeron a El Cronista los allegados al ministro de Obras Públicas.

Como parte de este plan anticorrupción se creó la Dirección Nacional de Transparencia (DNT), desde donde se promueve una agenda de trabajo transversal a todas las áreas del Ministerio de Obras Públicas, sus organismos descentralizados y empresas. 

Entre la batería de propuestas que se ajustan a estándares internacionales y herramientas tecnológicas para promover la transparencia y el ejercicio de la participación y el control ciudadano en la Obra Pública figuran las siguientes líneas de acción:

1. OBSERVATORIO DE LAS OBRAS

El Observatorio de la Obra Pública es un espacio de participación institucional conformado por 13 instituciones claves del sector, como universidades públicas y privadas, sindicatos, cámaras empresariales y organizaciones sociales. A través de reuniones periódicas, este consejo consultivo enriquece las políticas, las iniciativas y los proyectos que impulsa el Ministerio de Obras Públicas. 

El Observatorio de la Obra Pública propone 5 ejes de trabajo: transparencia, participación ciudadana y control; inclusión del principio de integridad en la contratación y ejecución de la Obra Pública; revisión y modernización del marco normativo; transformación e innovación tecnológica; y sustentabilidad en el marco de los ODS 2030. 

El Ministerio de Obras Públicas buscó transparentar las licitaciones

2. MAPA DE INVERSIONES

Esta es una herramienta digital de libre acceso, creada en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que permite a la ciudadanía conocer y controlar las obras públicas que se realizan desde el Ministerio de Obras Públicas, sus organismos descentralizados y empresas. 

Por medio de este mapa se puede hacer un seguimiento de las licitaciones y ejecución de obras en todo el país. Allí se detallan todos los programas de inversión y los rubros para desplegar obras de saneamiento, vivienda, rutas, agua potable o tendido de redes de gas, entre otras cosas. 

3. MONITOREO Y EVALUACION

Con la creación de este programa se buscó «fortalecer la toma de decisiones en base a evidencia, mejorar la rendición de cuentas ante la ciudadanía, orientar el desarrollo de las Obras Públicas con impacto social en el desarrollo humano y productivo y su alcance federal, construir datos estadísticos de calidad para planificar las políticas», dicen en el área de Katopodis.

Así, se crearon índices para la localización de la Obra Pública a partir de criterios socioeconómicos, demográficos, de género y generacionales con el objeto de incidir en las brechas de infraestructura. 

4.CÓDIGO DE ÉTICA

En este caso se trata de una herramienta de gestión para orientar la toma de decisiones, las conductas y las actividades cotidianas en base a criterios objetivos, evitando la discrecionalidad y la arbitrariedad. 

Según se pudo saber, en este Código de Ética se establecieron pautas de conducta y se fijan mecanismos de transparencia para quienes ejercen la función pública y aquellos actores del sector privado también. 

5.DIGITALIZACIÓN

El ministerio que lidera Katopodis incluyó un «Plan Estratégico de Transformación Digital» para la Gestión de la Obra Pública que incluye la incorporación intensiva de nuevas tecnologías, la digitalización de los procesos y la toma de decisiones basada en datos estadísticos.

6. RED DE INTEGRIDAD Y TRANSPARENCIA.

Se conformó una denominada «red de Áreas de Integridad y Transparencia de Obras Públicas». Este es un espacio de diálogo, capacitación y trabajo colaborativo entre las áreas de integridad y transparencia del Ministerio de Obras Públicas, sus organismos descentralizados y empresas. 

7. TRANSPARENCIA ACTIVA

Por medio de la ley de Acceso a la Información Pública en el Ministerio de Obras Públicas destacaron que con ello se busca garantizar «el efectivo ejercicio del derecho de acceso a la información pública, promueve la participación ciudadana y la transparencia de la gestión pública». 

En el último relevamiento, el Ministerio alcanzó el puntaje máximo (1) y se ubicó en el cuarto puesto del Índice de Transparencia Activa realizado por la Agencia de Acceso a la Información Pública (AAIP), que releva los datos vinculados al uso de los recursos públicos y el patrimonio de los funcionarios en formato abierto de todos los organismos dependientes del Estado Nacional. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.