La construcción no para: creció en mayo y demanda mucho empleo

Fuente: BAE ~ Gustavo Weiss, titular de la Cámara de la Construcción, ve buenas perspectivas y valora las políticas puestas en marcha.

Debido al empuje de la obra pública y privada, la actividad de la construcción creció más del 3% entre enero y mayo, en comparación con los primeros cinco meses del año pasado.

Así lo adelantó a BAE Negocios el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Gustavo Weiss, quien agregó que “el nivel de empleo es bueno” con una cifra que supera los 450.000 puestos de trabajo, entre personal jornalizado y mensualizado.

Weiss ponderó el crecimiento del segmento proveedor de materiales (aglutinado en el Grupo Construya), que aumentó 8,9% entre enero y mayo. Asimismo, valoró la situación del empleo que mejoró un 19,8% de enero hasta abril versus el primer cuatrimestre del 2021.

El titular de la Cámara Argentina de la Construcción elogió el buen momento que se plasma en la permanente «contratación de mano de obra». Sin embargo, algunas luces amarillas también se encienden desde el lado de los constructores, en especial por la «volatilidad de los precios» de los materiales y en la falta de personal capacitado que están experimentando.

Fuentes del Ministerio de Obras Públicas, a cargo de Gabriel Katopodis, señalaron a este medio: “el primer trimestre del año culminó con un marcado incremento en el nivel de ocupación sectorial, que se tradujo en la generación de 23.500 nuevos empleos; es así que 17 jurisdicciones del país mostraron tasas de crecimiento del empleo superiores al 2% mensual en marzo”.

Más empresas

Por otra parte, “4,8% aumentó el número de empleadores en actividad en abril de 2022 respecto al mismo mes de 2021” , indica un documento oficial.

Entre las empresas dedicadas fundamentalmente a la obra pública, un sondeo marca que el 52,1% opina que el nivel de la actividad no cambiará, mientras que el 38,4% cree que aumentará y un 9,5% que disminuirá.

En este grupo, quienes estiman una suba del nivel de actividad, la atribuyen a nuevos planes de obras públicas (39,3%); al reinicio de obras públicas (29,2%); y al crecimiento de la actividad económica (20,2%), entre otros factores. Con respecto al tipo de obras que se realizarán: 23,3% construcción de obras viales y de pavimentación; 14,2% otras obras de arquitectura; 13% distribución de agua y cloacas; 12,7% viviendas; 7,9% infraestructura de transporte; y 6,2% obras hidráulicas; entre otras.

“Los aumentos de precios son muy importantes y eso complica mucho a la actividad”, expresaron en el entorno de Weiss; y agregaron que en el caso de la pequeña obra privada, complica tanto no hacer encajar el presupuesto del inicio de la obra”, expresaron.

Por otra parte, también se refirieron a cómo esta situación de precios oscilantes complica a la obra pública en la medida en que «los índices que se utilizan para actualizar las cotizaciones no representan la realidad de los contratos».

No paró en pandemia

A partir de junio de 2020 y motivado fundamentalmente por la obra póblica y por la construcción particular, de la gente que siguió apostando a ampliar, refaccionar o mejorar su vivienda, la construcción vivió un gran momento aún en pandemia.

“La actividad nunca paró; hubo fuerte demanda de obras familiares con gente que quiso construir en lotes alejados de la ciudad, o bien ampliar o refaccionar su vivienda”, analizó Weiss. Y agregó que eso se mantuvo dinámico incluso hasta ahora.

Además, comentó que la obra privada particular mantiene buen ritmo porque en un momento de fuerte volatilidad, quien tiene sobrante de pesos quiere aprovechar el momento para mejorar su casa, lo que comúnmente se llama «ponerlo en ladrillos». E igualmente agregó: “también se mantiene muy activa la obra pública en todo el país, y algo más tranquila la obra privada grande”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.