La SCA capacita a mujeres para trabajos de construcción

Fuente: Clarín ~ Junto a fundaciones asociadas ofrece cursos de pintura de obra, construcción en seco y mampostería, entre otros.

El proyecto “Mujeres Que Construyen – SCA Une” comenzó a concretarse. Dos docenas de mujeres, convocadas por por Mujeres 2000, Fundación Oficios y Vivienda Digna -asociadas al programa solidario SCA Une de la Sociedad Central de Arquitectos- comenzaron el primer curso de formación de pintoras de obra.

En forma remota, hace pocos días desarrolló la jornada inaugural con la presencia de las alumnas, el presidente de la SCA, Darío López, Aldo Zanetti -Cámara de Empresarios Pintores Ceprara, la Lic. Alejandra Álvarez en nombre de Mujeres 2000 y el arquitecto Manuel Pereira, por Alba Akzo Nobel.

Participaron también las arquitectas Carolina Day (por SCA Une) e Inés Messore, directora del proyecto. Ambas profesionales integran también de la Mesa SCA Género.

El primer taller presencial, de cuatro horas de duración, fue en la sede de la Fundación Oficios, en Benavídez. Participaron como profesores el arquitecto José Ignacio Barassi y Daniel Soria. También estuvieron las coordinadoras, Day y Messore. El encuentro incluyó mate y merienda, en un clima de camaradería.Alumnas y orgnizadores en los cursos que ofrece la SCA.

Alumnas y orgnizadores en los cursos que ofrece la SCA.

Por otra parte, las alumnas compartieron una clase virtual a cargo de la Escuela de Capacitación Profesional de la SCA. De ese modo recibieron nociones de Seguridad e Higiene (por el Lic. Nahuel Alimena), Redes y márketing (por Eva Ortemberg) y Costos y presupuestos (por la arquitecta Mariana Tambussi).

Moderó el arquitecto Gabriel Turrillo y coordinó la arquitecta María Laura Calle, ambos de la comisión de cursos de la SCA. Hace unas semanas hubo más clases presenciales a cargo de Ceprara y un taller virtual ofrecido por Alba Akzo Nobel.

Este proyecto está orientado a la capacitación de mujeres en trabajos hasta ahora exclusivamente realizados por hombres en el mercado argentino.

Las clases incluirán técnicas constructivas, mampostería, ladrillos cerámicos, construcción en seco, pintura y revestimientos textiles y vinílicos para solados y paredes, equipamiento en madera, instalaciones eléctricas e hidráulicas.

Se pretende dotar a las beneficiarias de una salida laboral y se espera favorecer la posibilidad de mejora de los hábitats con la incorporación en el curso de entrenamiento, no sólo de herramientas técnicocomerciales sino de elementos de diseño, decoración de ambientes, logística, seguridad e higiene en el trabajo, como asimismo de una cultura de calidad y mejora continua.

Además se impartirán nociones sobre trabajo en red y sistemas colaborativos de asociación, para promover formas de relación solidarias, ventas y marketing. Con los conocimientos obtenidos las participantes estarán en situación de formar equipos de instaladoras y ofrecer sus servicios al mercado.

El proyecto incluye la gestión de alianzas con empresas proveedoras de insumos para la construcción que puedan aportar su know-how, entrenamiento en productos y herramientas, capacitadores técnicos, y con organismos públicos, privados y del tercer sector, con los cuales se pueda colaborar en la inserción al mercado de los nuevos equipos de trabajo.Clase presencial para mujeres que aprenden oficios de obra.

Clase presencial para mujeres que aprenden oficios de obra.

Las coordinadoras del proyecto entienden que, a partir de la identificación de ciertas tareas con el género masculino, se les da a los hombres una exclusividad laboral que acentúa aún más la brecha que separa a varones y mujeres de la igualdad profesional.

Es insoslayable que en la industria de la construcción desde hace años actividades profesionales de proyecto, dirección de obra y seguridad e higiene en el trabajo son ocupadas en forma creciente por mujeres, mientras que ese fenómeno no se replica en la mano de obra.

Al mismo tiempo, muchas mujeres desarrollan tareas de autoconstrucción. «Es necesario calificarlas, profesionalizarlas y darles instrumentos para transformar sus habilidades en un recurso laboral y económico», dicen las organizadoras. Ni más ni menos, lo que pretende este proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.