Millonaria inversión para crear un nuevo corredor verde en la Ciudad

Fuente: Economía Sustentable ~ El parque tendrá cinco hectáreas sobre la Costanera Norte, frente al Río de la Plata y su premisa será constituirse como un elemento más dentro del ecosistema del área.

Como parte del plan integral para recuperar la costa de la Ciudad con un gran paseo frente al río a lo largo de los 25 kilómetros, desde av. General Paz hasta el Riachuelo, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires destinará casi $300 millones para ampliar el ecosistema porteño.

El dinero servirá para financiar la creación de un nuevo parque al borde costero del Río de la Plata que tendrá cinco hectáreas y que se denominará Parque Del Vega.

En este lugar se creará un nuevo parque al borde costero del Río de la Plata que tendrá cinco hectáreas y que se denominará Parque Del Vega. (Crédito: GCBA)

Con ese objetivo, se acaban de aprobar los pliegos para la licitación del nuevo corredor verde que tendrá la Capital Federal frente al Río de la Plata en un plazo estimado de dos años.

Para definir el trazado de este nuevo corredor verde la administración que dirige Horacio Rodriguez Larreta tuvo en cuenta la constante transformación del trazado de la Costanera que, durante el transcurso del último siglo tuvo numerosos procesos de “relleno” fueron agregando nuevo suelo.

Así, la Reserva Ecológica, Puerto Madero, Puerto Nuevo, Ciudad Universitaria, entre otros territorios, fueron consolidándose con nuevos programas más allá del límite natural de la barranca definida como “borde” de río en el siglo XIX.

Así se proyecta que quede el lugar, según el GCBA. (Crédito: GCBA)

La propia costanera norte se construyó sobre terrenos ganados al río en la década del 20 con tierras extraídas de la excavación para la construcción de la actual línea B del subte.

En ese marco, el proyecto del nuevo ecosistema Parque Del Vega surge como resultado de un relleno cuyo destino inicial fue contener el aliviador del segundo emisario del arroyo Vega, que se completó con tierra proveniente de la reestructuración del campo de juego del estadio River Plate.

Se encuentra ubicado a continuación del parque Saint Tropez, un mítico balneario popular en la década del 70, en el que actualmente funciona un Skatepark destinado a prácticas deportivas sobre ruedas, denominado “parque extremo” y que presenta un borde de río consolidado con una línea de defensa ribereña construida con un sistema de piezas de hormigón intertrabado y un camino perimetral con baranda.

Características de la obra

Según el plan oficial al que accedió Economía Sustentable asegura que el nuevo relleno se ejecutó dejando una banda libre entre las piezas de hormigón y el montículo de tierra, funcionando como una suerte de canal de desagüe a cielo abierto, dejando, asimismo, una cota de relleno muy por encima del nivel de borde existente.

Este alto nivel de relleno, no solo obstruye las visuales al río, sino que además impide la integración del nuevo suelo con el parque existente.

Se propone entonces la creación de un corredor sustentable público que funcione como extensión del parque extremo y agregue un nuevo espacio verde al borde del río en la Ciudad.

La propuesta se basa en la realización de un movimiento del suelo que permita por un lado integrar ambas partes del predio y por el otro liberar la visual hacia el horizonte del río. El excedente de tierra dentro del predio se utilizará para rellenar el canal de desagüe, reemplazándolo por un colector pluvial soterrado.

Se propone entonces la creación de un corredor sustentable público que funcione como extensión del parque extremo.

La baranda existente se retira, para reposicionarla en el nuevo borde que se completa con un paseo costero continuo. La intervención incorpora el trazado de nuevos caminos peatonales que vinculan de forma franca los accesos desde la avenida costanera con el nuevo paseo costero integrando el parque extremo y permitiendo la continuidad visual. Estos caminos condensan los trazados de iluminación y equipamiento urbano a fin de lograr una optimización de los recursos de infraestructura.

Se incorpora además una calle interna cuya función es permitir tareas de mantenimiento y abastecimiento para las nuevas áreas concesionables que se irán conformando paralelamente a su traza según retiros establecidos y superficies reguladas.

Dicha calle puede ser utilizada por vehículos en forma controlada, pero su función principal será peatonal y permite la entrada, recorrida y salida del parque sin interrupciones.

El parque además tendrá una bicisenda paralela.

Se incorpora además una bicisenda paralela que recupera algunos caminos existentes del Parque Extremo para generar un tramo de circuito ciclístico alternativo al ya existente recorrido sobre Av. Costanera. Tanto en el acceso como en el egreso del parque se plantean espacios para estacionar destinados al uso público para quienes se acerquen en auto.

La franja reservada para la infraestructura subterránea prevista del predio ya tiene en cuenta la futura traza del aeroparque.

Biodiversidad creciente

En cuanto al paisaje tiene como premisa constituirse como un elemento más dentro del ecosistema del área, contribuyendo a la consolidación del corredor biológico ribereño, integrado por la Reserva Natural de Ciudad Universitaria, Parque de los niños, Costanera Norte, y la Reserva Ecológica Costanera Sur, entre otros.

Dicho corredor busca generar una mayor biodiversidad, con especies nativas que estén mejor adaptadas a las condiciones particulares de la región, requiriendo menor mantenimiento.

El corredor busca generar una mayor biodiversidad, con especies nativas.

Las especies arbóreas seleccionadas pertenecen a la ecorregión del Delta e Islas del Paraná, buscando restaurar el ambiente natural que formó parte del paisaje original del área. Entre ellas cabe mencionar al ceibo, sauce criollo, aliso de río y el palo amarillo. La disposición del arbolado prioriza liberar la zona aledaña a la costa priorizando las visuales hacia el Río de la Plata.

Financiamiento

El presupuesto oficial de los trabajos para la obra asciende a $279.972.689,04 a valores de marzo pasado, con anticipo del 15%.
Según los pliegos de la licitación, la cotización se efectuará con precios del mes de presentación de las ofertas.

Y en atención a los objetivos planteados en el Plan de Gobierno se incluye la previsión de anticipo financiero, teniendo en cuenta las características y requerimientos particulares de la obra y en el entendimiento de que con ella se facilitará el desenvolvimiento y la realización de las tareas que se contratan.

El gobierno porteño considera además que dicha medida acrecentará el número de empresas concurrentes a los procesos licitatorios logrando una mayor concurrencia.

Para cotizar, las empresas interesadas deberán presentar un análisis de precios para cada uno de los ítems que integran la planilla de cotizaciones que tendrán que ser presentadas en pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.