Propiedades: qué es lo que se vende más en Ciudad de Buenos Aires, Rosario y Córdoba

Fuente: iProfesional ~ Durante 2022 se incrementó la cantidad de escrituraciones en las principales ciudades del país. Pero, el futuro está en duda por la incertidumbre económica.

Si bien durante 2022 las operaciones inmobiliarias de compraventa de propiedades se recuperan en las principales ciudades del país, la renuncia del ministro de Economía, Martín Guzmán, y las dudas sobre el futuro económico, hacen caer las expectativas del sector.

El nivel de actividad registrado en Rosario durante el primer semestre del año, prácticamente «iguala el alcanzado en 2019, previo a la pandemia», señala Andrés Gariboldi, presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de ese distrito (COCIR). En los primeros seis meses de 2022 se firmaron 6.605 escrituras cuando un año antes fueron 6.190, mientras que solo hubo 3.414 operaciones en igual período de 2020 -cuarentena de por medio- y se celebraron 6.864 actos en 2019.

Pero, más allá de que la sumatoria de los meses de 2022 marca casi 7% de suba interanual, llama la atención el salto que las cifras tuvieron en abril y mayo de este año. En el cuarto mes de 2022 hubo 1.333 escrituras, una suba del 76% interanual dado que solo se habían rubricado 757 en igual período de 2021; mientras que en el quinto mes de este año fueron 1.149 los actos y 816 un año antes, lo que marca un incremento del 41%. En tanto, el mes pasado se registraron 1.125 escrituras cuando 12 meses antes eran solo 919, subiendo 22% interanual.

El agro impulsa la venta de propiedades en Rosario

Para Gariboldi, que a su vez es secretario del Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de Argentina (COFECI), «parte de este incremento se debe a que los inmuebles terminan siendo la mejor elección, entre las (opciones) más conservadoras. La tendencia es claramente al alza y sostenida,no solamente en escrituras sino también se ve en la cantidad de permisos de construcción de nuevos metros cuadrados para vivienda. Estos datos reflejan un termómetro de la realidad. La gente que tiene un excedente (de dinero) sigue apostando al ladrillo«.

Si bien este análisis aplica a las inversiones en bienes raíces de todo el país, Rosario tiene además la particularidad de queel campo ocupa un lugar preponderante entre los sectores que tradicionalmente se vuelcan a invertir en esta actividad. Gariboldi lo confirma: «La diferencia en el crecimiento interanual de las ventas en esta ciudad con respecto al resto se debe -en parte- al dinero proveniente del sector agropecuario, que tuvo muy buenos valores durante todo 2021 y parte de 2022. Además, este es uno de los pocos refugios para los pesos, donde se pueden llegar a canalizar con el menor deterioro posible».

Las propiedades terminan siendo la mejor elección, entre las opciones de inversión más conservadoras

Otro factor que impulsa las ventas en esta ciudad portuaria y sus alrededores, según afirma este referente, es que el precio de los inmuebles «está en un piso en dólares: alcanzó una caída del 30 al 35%» y «más no bajarán», por lo que hay interesados en aprovechar oportunidades.

El mercado está dinamizado principalmente por el consumidor final, que decide en función de tener que resolver una necesidad concreta, ya sea ampliar o reducir el espacio de su vivienda. Asimismo, también impulsan la actividad quienes eligieron irse al verde, en la periferia metropolitana, para cambiar de vida.

«Lo que falta son los inversores que compraban departamentos para volcarlos al alquiler. Esto pasa desde hace años por la nueva Ley de Alquileres que está en el Congreso», concluye Gariboldi.

En Córdoba, departamentos on demand

Mientras que desde el Centro de Estadísticas Inmobiliarias de Córdoba procesan las cifras de junio, informaron que en mayo la compraventa de inmuebles en esa provincia cayó 1,5% interanual. Sin embargo, el acumulado de los primeros cinco meses llegó a ser 15,8% superior al registrado en igual período de 2021.

Según describe Alejandro Hadrowa, presidente del Colegio Profesional de Inmobiliarios de Córdoba, allí también el sector del campo «ha sido históricamente un importante inversor, en especial de departamentos». Y agrega: «Dado su perfil universitario, para la ciudad de Córdoba también resultó muy importante el regreso a la presencialidad, que implica una importante incidencia en ese segmento».

Al observar la tipología de las operaciones de compraventa durante los primeros cinco meses de 2022, con excepción de abril, la participación de departamentos fue mayor en igual mes de 2021. «Por ejemplo, en mayo de este año el 45,2% de las operaciones corresponde a departamentos, porcentaje que había sido del 19,1% un año antes», señala Hadrowa.

La provincia también vivió, durante los últimos años e incluso en medio de la pandemia, un gran desarrollo de loteos, lo que se reflejó en altas participaciones en las operaciones del último año.

Incertidumbre impacta en la venta de propiedades en CABA

El panorama en la capital argentina es menos optimista. Según las cifras preliminares relevadas por el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires los registros en junio no llegan a las 3.000 escrituras. Esta cifra resultaría similar a la concretada en mayo cuando hubo 2.866 actos, 50,8% más que en igual mes de 2021.

Sin embargo, más allá de este importante incremento, el semestre cerraría con un crecimiento de solo el 10% interanual. Serían unas 13.000 operaciones aproximadamente, «cuando a esta altura, en un muy buen año, había 25.000 compraventas o, como en 2007, cuando hubo 32.000 operaciones. Es más del 50% por abajo».

Jorge De Bártolo, presidente de esta entidad porteña, añade: «Hemos mejorado los niveles de la pandemia y estos indicadores de recuperación son en esa línea comparativa. Pero, todavía falta -y mucho- para decir que se está volviendo a niveles óptimos».

El escribano aporta una explicación sobre este fenómeno: «Cayó tanto la actividad en estos dos años que cualquier movimiento sacude fuerte las curvas. Al tener un mercado tan retraído, cuando reacciona, el salto es más importante». Sobre la tendencia, el escribano sostiene que «claramente es oscilante» dado que es «de mucha incertidumbre».

Incertidumbre sobre el dólar, ¿paralizará al mercado inmobiliario?

Durante las últimas semanas, a partir de las peles internas dentro del Gobierno, la suba del dólar y de la inflación la ola de rumores que van y vienen alrededor, el panorama económico se agravó aun más. El sector inmobiliario teme no poder escapar de la coyuntura, sea de la ciudad del país que sea.

«Dependemos de que se estabilice la incertidumbre de estos días vinculada al tipo de cambio del dólar, y también de las primeras señales del cambio de gabinete económico. Habrá que esperar unos días a que se calme el dólar, que encuentre su valor de equilibrio y que, de algún modo, se tranquilicen las aguas», comenta Gariboldi.

Aunque cree que podrán cerrarse las negociaciones que ya estén avanzadas, quien preside COCIR prevé que «la incertidumbre respecto al tipo de cambio, paralizará el mercado. Si bien los economistas no ven que haya giros de 180°, el mercado quedará expectante de ver los acontecimientos futuros».

El contexto de incertidumbre puede impactar negativamente en el mercado inmobiliario

En tanto, Hadrowa agrega: «El contexto de muy alta incertidumbre -agravado durante las últimas semanas- puede impactar negativamente en las operaciones inmobiliarias, por la lógica general de ‘parar y ver’ qué ocurre con la política en general y con la política económica en particular. De todos modos, la muy elevada brecha cambiaria va a volver a generar operaciones a precios ‘de ocasión’».

Para concluir, De Bártolo aclara que le parece «muy prematuro opinar» sobre los últimos cambios «porque la dinámica fue intensa». Pero, advierte: «Hay que estar atento a toda la normativa que surja; es un momento de cautela e incertidumbre».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.