Cómo invertir en ladrillos sin comprar metros cuadrados

Fuente: Clarín ~ La propuesta de un desarrollador inmobiliario permite entrar al negocio con un piso de US$ 20.000. De qué se trata.

El ahorro en ladrillos es una de las inversiones más seguras y conservadoras, y siempre es un incentivo para los argentinos que están acostumbrados a navegar entre la fuerte inflación y las crisis económicas. Sin embargo, la compra de un departamento o una casa no es nada fácil, teniendo en cuenta un dólar cada vez más caro, el cepo que limita la compra de divisas, la falta de acceso al crédito hipotecario y los cada vez más resentidos salarios. En base a todas esas premisas, la desarrolladora inmobiliaria RED-I Respira ideó un sistema de inversión que permite participar del negocio, pero sin necesidad de comprar metros cuadrados.

«Nace como consecuencia del pedido de varios clientes en busca de alternativas participar en el negocio inmobiliario con un perfil 100% financiero», cuenta a Clarín, Alejandro Reyser, Socio y director ejecutivo de RED. La iniciativa que permite entrar al negocio con un piso de US$ 20.000, da la posibilidad de invertir sin la necesidad de tener que comprar una unidad entera. 

Esta inversión conlleva un «riesgo bajo, está respaldado por inmuebles y tiene una rentabilidad atractiva», explica Reyser. De esta forma, la desarrolladora Real Estate Developers (RED) busca poner en marcha 3 módulos de inversión por año, de tres edificios cada uno, con una inversión de u$s 6 millones cada uno con un total de u$s 100 millones en los próximos cinco años.

«RED-i Respira es un sistema de inversión financiero con perfil inmobiliario con una renta estimada de 75% en poco más de 3 años», cuentan desde la empresa, y en ese sentido aclaran que ese porcentaje es previo al pago del impuesto a las Ganancias. Vale aclarar que como el fideicomiso paga impuesto, para calcular la ganancia neta hay que restar ese pago. Es decir, el 75% de rentabilidad es bruto.

«Dicha rentabilidad se genera a través de la utilidad standard que produce el desarrollo de 3 edificios de 7 a 10 departamentos cada uno durante el ciclo de vida del modulo (3 años promedio)», explican.

El sistema que propone la desarrolladora está estructurado en módulos, y cada uno demanda una inversión de US$ 1,2 millones, importe que será dividido entre varios inversores. «El Modulo I ya esta 100% fondeado», explica Reyser, quien agrega que actualmente están «en proceso de fondeo del Modulo II». «Para reservar cupo se firma una reserva y se entrega el 5% del monto que se desea invertir», indica.

«Con el Modulo I cerrado, ya compramos el terreno del primer edificio de los 3 que se desarrollarán dentro de dicho modulo. El terreno esta ubicado en Devoto y con eso nace el primer edificio Respira, Respira Devoto», subraya uno de los socios de RED.

Requisitos

  • Puede participar cualquier persona física o jurídica con residencia en Argentina o en el exterior.
  • Inversión mínima: US$ 20.000. «El promedio por inversor es actualmente U$S 35.000», detallan desde RED Inspiran.

Ese aporte permite acceder a una participación, medida en porcentaje, de un modulo RED-i Respira, y a la posibilidad de acceder a la rentabilidad que genere dicho modulo en la proporción invertida. Por ejemplo, si una persona invierte US$ 50.000, adquiere una participación de un 4,2% de un modulo de U$S 1.2 millones, teniendo derecho al 4,2% de la rentabilidad que genere dicho modulo. Es decir, la rentabilidad estimada para alguien que invierte U$S 50.000 es U$S 37.500 antes del pago del Impuesto a las Ganancias.

Los edificios Respira estarán ubicados en barrios tradicionales como residenciales de la Ciudad de Buenos Aires, tales como Palermo, Belgrano R, Nuñez, Villa Urquiza o Villa Devoto. «Son barrios con los que la gente se identifica, con fuerte arraigo o con un perfil aspiracional, donde se vive desde siempre o se quiere empezar a vivir ahora», dice Reyser.

Cómo son los edificios

«Pensando en ese estilo de vida, los Respira son edificios en planta baja y nomás de cuatro pisos con una configuración flexible dependiendo de las demandas del barrio donde se construyan», cuenta el director ejecutivo de RED. Estará compuesto por 7 o 12 departamentos, más amenities y cocheras, que en varios casos pueden estar en SS.

«Los departamentos serán verdaderas casas dentro de un edificio», cuentan, amoldándose así a los cambios de vida que la pandemia impuso en los argentinos. «Hoy en tu casa pasás mucho tiempo ocupado en actividades que antes hacías sólo afuera, como trabajar, hacer gimnasia, reunirte con familiares y amigos. Para todo eso y para poder conectarte con el aire y con el verde, necesitás ámbitos de vida diferentes. Los edificios Respira son una respuesta a eso y en todos los casos tendrán amenities comunes como terraza, solárium, parrillas y pileta», asegura Reyser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.