La casa Nómade, del arquitecto Andrés Remy, en fotos para recorrerla toda

Fuente: Río Negro ~ Una vez más el destacado patagónico nos deslumbra con una obra suya.

La casa Nómade, del estudio de arquitectura que lidera el patagónico Andrés Remy, se adapta a las necesidades de una pareja joven, con hijos de corta edad, una vida social activa.

Aires oriental en detalles estéticos y plantas tropicales son parte de la singularidad de esta vivienda.
Fotos: Alejandro Peral

El proyecto responde a través del programa su relación con el lugar y el paisaje. Se encuentra en un barrio con un tejido bajo consolidado de viviendas de dos plantas a las afueras de la ciudad de Buenos Aires, con un paisaje de sauces que destacan sobre el paisaje llano, en el partido de Tigre.

El terreno como remate de una calle presenta una forma irregular y tiene la particularidad de tener un ancho angosto hacia la calle y se abre hacia el fondo, descubriendo un perímetro extenso rodeado por una laguna.

La casa Nómade se distingue desde la calle que remata en un cul de sac, donde se asoma un volumen ciego, de hormigón flotando en el aire y reconstruyendo el frente público virtual del terreno, indicando el acceso principal de la vivienda.

Unos de los limitantes a la hora de proyectar radicaba en el código de edificación, que permitía una altura máxima de ocho metros; esto posibilitaba entender la razón de ser del resto de las viviendas en dos plantas que habitaban dentro del barrio.

La clave del proyecto fue trabajar y resolver el programa en corte partiendo desde el plano límite de altura edificable, hasta el enclave de la casa con el terreno.

La decisión fundamental fue trabajar con dos plantas bajas de distinto carácter. Una a nivel -1.40m que resolviera las áreas sociales informales , en contacto directo con el parque y el agua, aplanando el área vacante del terreno. Y otra a +1.40m que contenga las áreas sociales formales en altura atravesando un puente suspendido en el verde exterior para contemplar las vistas  180 grados, despegándose así del nivel natural del terreno. Y en un segundo nivel, una planta exclusivamente para los dormitorios y la privacidad familiar. 

El proyecto se ancla sobre el terreno consolidando el lado sur, donde se ubican las áreas de servicio, y se abre como un abanico con el resto del programa, maximizando las visuales hacia el exterior en todos los ambientes de la casa.   

La estructura  de la casa es también fachada y terminación, el zócalo funcional de piedra volada en relacion al parque responde a los usos en contacto directo con el verde y el agua. La vegetación tropical acompaña desde el acceso con plantas aromáticas y se vuelve parte a la arquitectura propuesta convirtiéndose en un elemento fundamental de privacidad y paisaje en el contrafrente. 

Ficha técnica

Equipo de Diseño: Andrés Remy, Patricio Castagnino.

Diseño Interior: Andrés Remy -Julieta Rafel.

Dirección de Obra: Juan Etala +Julieta Rafel+ Nicolas Lo Nostro+Luciana Segasse+Andrés Remy .

Paisajismo: Melisa Gazdik.

Fotos: Alejandro Peral

Superficie: 900 m²

Ubicación: Buenos Aires, Benavídez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.