El blanqueo para la construcción vuelve al Congreso para una segunda vuelta, qué se busca aprobar

Fuente: La Nación ~ Esperan la aprobación de un dictamen para que pase al Congreso y aprueben un nuevo blanqueo de capital durante 360 días.

Después de que el blanqueo de capitales para la construcción fracase en su última edición, la Comisión de Legislación dio dictamen favorable al proyecto 1980-D-2021 indicado con modificaciones para realizar otro intento. El proyecto impulsado por el presidente de la Cámara, Sergio Massa, y el titular del bloque PRO, Cristian Ritondo, establece una prórroga sobre los plazos de la ley 27.613 que busca promover el desarrollo o inversión en proyectos inmobiliarios. Específicamente restablece el blanqueo por 360 días corridos desde la fecha en que entre en vigencia la ley que lo ponga en marcha, es decir, que en caso de aprobarse en el Congreso regirá por un año completo más allá de la fecha de su inicio.

Con el fin de beneficiar al sector, el dictamen establece que desde la vigencia de la reforma y hasta 90 días corridos se cobrará un impuesto especial del 5%, desde el día siguiente al vencimiento del plazo indicado precedentemente y hasta 90 días corridos una alícuota del 10% y desde el día siguiente al vencimiento del plazo indicado precedentemente y hasta 180 días corridos un 20%.

Sebastián Domínguez, CEO de SDC Asesores Tributarios, señala que “por otro lado, también debería prorrogarse la fecha límite para afectar los fondos a las obras que, actualmente, es el 31/12/2022 conforme el Decreto Reglamentario 244/2021″.

A su vez, se convocó a una nueva reunión a la Comisión de Legislación General para el miércoles 11 de mayo a las 14, en la que se comenzará a debatir entre los diputados la ley de alquileres, en la que se debería arribar a un acuerdo y concretar el dictamen. Ejercerán como secretarios de la misma los diputados Federico Fagioli (Frente de Todos) y Bernardo Herrera (Frente de Todos). “Esto tiene que ir con la reforma de la Ley de Alquileres porque si ésta no cambia, el que tiene dinero sin declarar y quiere invertir en un inmueble para alquilar probablemente no lo haga”, comenta en diálogo con LA NACION.

Piedras en el camino

En el pasado, fueron múltiples las razones por las que el último plan de blanqueo no tuvo éxito. “El rechazo de la Ley de Presupuesto por parte de la Cámara de Diputados impidió la prórroga del blanqueo de la construcción. Luego, el Gobierno incluyó el proyecto Proyecto 1980-D-2021 de los diputados Massa y Ritondo en el temario de las Sesiones Extraordinarias que se esperaban realizar del 1 al 28 de febrero de 2022 aunque ese intento de prórroga también fracasó debido a que -por problemas internos del Gobierno- no se concretaron las Sesiones Extraordinarias″, recapitula Domínguez.

Además, en la última edición del blanqueo la desprolijidad de los tiempos desfavoreció a los desarrolladores que tenían la voluntad de declarar el dinero para la construcción. “Por el retraso en la reglamentación de la Ley 27.613, quedaron sólo nueve días hábiles para la etapa del impuesto del 5% del blanqueo. Eso, sumado a los problemas operativos para abrir las cuentas CECON.Ar en los bancos y al escaso tiempo para efectuar transferencias del exterior y que se acrediten en término, hirió de muerte al Régimen en su inicio”, opina el contador tributarista.

Contempla además que entorpecieron el blanqueo ciertas variables que no quedan claras en la ley, en adición a la paralización de la actividad por la crisis sanitaria que tanto perjudicó a la industria de la construcción, un reconocido motor de la economía.

También destaca que el ambiente para invertir no es el ideal actualmente. “Los cambios de reglas de juego, la falta de sanción de una nueva ley de alquileres, el impuesto extraordinario a la riqueza por única vez, los comentarios para crear nuevos impuestos (impuesto a la riqueza por 10 años, impuesto a los bienes en el exterior no declarados, impuesto a los beneficios inesperados, entre otros) y la exigencia de repatriar fondos para no aplicar alícuotas incrementadas en bienes personales por los bienes en el exterior, entre otras cuestiones, pueden afectar el ambiente para realizar inversiones”, analiza. Esto lo lleva a considerar que “los contribuyentes no están dispuestos a mantener los fondos depositados en las cuentas bancarias por varios meses considerando la escasez de dólares, la historia de medidas que se tomaron en Argentina en el pasado y el contexto del Covid-19″.

Por ende, concluye que “una prórroga del Régimen permitiría ingresar al mismo a quienes confían en que no habrá sobresaltos y se mantendrá la seguridad jurídica”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.