Innovación en las ciudades. Crear y renovar los espacios que habitamos, una misión con impacto en el bienestar

Fuente: La Nación ~ Innovar en el diseño del espacio público en las ciudades y de los lugares que habitamos fue uno de los temas sobre los cuales se habló en la sexta edición del Summit de Real Estate organizado por la nacion.

Las ciudades que vienen

A partir de la pandemia y sus consecuencias en el cambio de hábitos, “hoy las ciudades reclaman espacios públicos de calidad”, según analizó Álvaro García Resta, secretario de Desarrollo Urbano de la Ciudad de Buenos Aires. El funcionario se refirió al proyecto de IRSA en el predio de la ex Ciudad Deportiva de Boca. Allí, dijo, se busca “crear ciudad donde no hay”. De las 70 hectáreas del predio, 50 pasarán a ser de dominio público frente al río, lo que lo llevó a reflexionar que “esto demuestra que la tierra pública es renovable, es decir, que se puede aumentar la tierra pública con creatividad y transparencia”.

Además, anticipó que están evaluando mixturizar los usos de los espacios en Costa Salguero para instalar, en un parque, locales gastronómicos o servicios, y en el microcentro porteño, para concretar una ciudad de 15 minutos y refuncionalizar los edificios de oficinas que están en desuso.

Los cambios en la arquitectura residencial fueron abordados en el evento por Martín Mom, CEO de Sudamericana de Rehau. Afirmó que desde esta empresa hacen foco en la sustentabilidad, en el mayor confort por parte de sus ocupantes y en el ahorro energético.

“Hoy desde la construcción contamos con materiales y productos eficientes y amigables. Por ejemplo, las ventanas de PVC ofrecen no solo una aislación térmica, sino también acústica, y permiten un ahorro energético. A ellas se les pueden sumar pisos radiantes con energías generadas por medio de geotermia o aerotermias”, comentó Mom. Agregó también que gracias al uso de la energía solar térmica se puede mejorar el rendimiento económico del agua sanitaria de hasta el 70%. Estos artículos “permiten ahorrar mucho dinero, tanto en electricidad como en gas”, sostuvo el arquitecto. A su vez, compartió que a la hora de imaginar las viviendas del futuro piensa en “casas pasivas: construcciones que generan sus propias energías y que casi no tienen consumos energéticos”.

Lo nuevo en construcción

En el marco del panel titulado “Innovar a la hora de construir”, el director de las divisiones Idero y Real Steel del Grupo Salvatore, Lucas Salvatore, expuso sobre la creciente popularidad de las construcciones con acero.

Remarcó que se destacan por su “mayor velocidad de ejecución (tarda un 50% menos que una obra húmeda), mayor sustentabilidad (dado que el acero tiene menor huella de carbono que el hormigón), es 100% reciclable, ocasiona menor impacto en el terreno (por ser más liviano) y, como mayor virtud, da certeza, ya que ofrece costos y plazos que no se escapan de la previsión”.

“Integramos la industria con la arquitectura. Admito que construir de manera sustentable es más caro que hacerlo de la forma tradicional, y en parte por eso no se hace. Nosotros logramos construir a costos similares integrando la cadena”, comentó Salvatore.

Para Dolores Otamendi, de Dado Estudio, la innovación en la arquitectura comienza con la elección de la herramienta usada para proyectar y continúa con la selección de los materiales a utilizar. La pandemia reflotó la necesidad de “generar espacios que tengan que ver con el bienestar”, comentó. Y agregó que recibió muchas solicitudes para ampliar espacios, en especial por el teletrabajo. “Aparecen elementos dinámicos. El mismo espacio que antes funcionaba de una manera ahora tiene que adaptarse a dos funcionalidades distintas”, dijo.

Desde IRSA, esta búsqueda está basada en incorporar modificaciones a los elementos existentes y en probar cosas totalmente novedosas. “Para nosotros, la innovación forma parte de nuestro negocio. Es por eso que probamos desde sistemas de parking guiados hasta sistemas de domótica para hacer más eficientes los consumos de agua”, explicó Jorge Mandachain, gerente de Desarrollos de IRSA.

En cuanto a los cambios registrados en las ciudades, especificó que se va a dar una oportunidad muy interesante a raíz del replanteo de la manera en la que trabajamos y nos movilizamos; va a haber un balance de equilibrio distinto.

” El desafío es reconvertir una ciudad ya existente y es el desafío con el que se van a enfrentar los municipios, los gobiernos y los privados”, vaticinó. Ejemplificó este concepto con el de los “edificios hackeables” a los que se puede reconfigurar radicalmente, por ejemplo, “abriendo terrazas, teniendo expansión, siendo permeables al exterior”, explicó.

Efectos psicológicos

Otra forma de innovar es analizar los espacios que frecuentamos y analizar cómo impactan en nuestras emociones. Larissa Del Río, Psicóloga de Espacios, analiza los efectos del diseño de una habitación o incluso las consecuencias psicológicas de un objeto.

“El espacio físico tiene un impacto importante en los procesos de mis pacientes. Provoca que las emociones se transformen con más facilidad, y ayuda a que las personas se curen más rápidamente”, explicó Del Río. Resumió el concepto diciendo que las personas “vamos guardando recuerdos y memorias, y vamos teniendo emociones inconscientes en los espacios, que luego traemos y asociamos con el presente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.