Construcción y negocios inmobiliarios: el sector espera con mucha cautela el 2022

Fuente: Clarín ~ Cómo impactarán en ambos sectores de la economía, las variables del tipo de cambio, la inflación y la incertidumbre de la economia.

Los sectores inmobiliario y de la Construcción están estrechamente ligados a la marcha de la economía. Por eso, el actual escenario -teñido de vaivenes en el tipo de cambio, falta de acceso al crédito, alta inflación e incertidumbre frente al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)- vuelve a plantear la inquietud acerca de qué puede pasar con ambos sectores en el 2022.

Los empresarios admiten la necesidad de resolver los temas macroeconómicos para dar estabilidad al mercado en general. Sin embargo, exhiben un amplio abanico de ideas, sobre el impacto de la macroeconomía en el desarrollo de sus actividades. 

Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO) recuerda que el sector “viene de tres años de un nivel de caida y salvo que cambie drásticamente la situación en el 2022, que haya un repunte económico que haga cambiar el ánimo de la gente, que no pareciera ser el caso, el mercado inmobiliario y la construcción privada de vivienda múltiple va a seguir ralentizado como vino sucediendo durante este año”, señaló.

«No tengo una visión muy optimista para el sector para el próximo año porque no veo que vaya a cambiar el ritmo inflacionario ni tampoco la política de ajuste del tipo de cambio», dispara Luis Guido, director de la desarrolladora Grid SA (Grupo Idea Desarrollos) . «Con lo cual es probable que siga aumentado el valor en dólares de la construcción y que siga deteriorándose el valor de venta de las propiedades. Esperemos que este proceso no se intensifique pero parece difícil que se revierta. Por lo menos en el año 2022”, opinó.

Más optimista, Sebastian Cantero, otro empresario del sector, opina que “el acuerdo con el FMI va a traer tranquilidad a los mercados en general. Pero la realidad es que el mercado inmobiliario ya se está acomodando y la gente se va a animar a invertir un poco más adelante. Los precios se están reacomodando y se está vendiendo un poquito mas que antes. También hay más consultas», dijo.

En tanto, el broker, Oscar Puebla no cree «que se solucione el problema habitacional en el 2022 con un simple acuerdo con el FMI», dice. La situación de la economia condena al mercado a no tener créditos y la gente que necesita comprar su primera vivienda lo necesita. Por lo tanto, el mercado se va seguir moviendo con los pocos inversores que sacan el dinero del colchón para comprar alguna propiedad que se esta vendiendo por necesidad», diagnosticó.

Precisamente sobre el parate de las ventas inmobiliaria Marta Liotto, presidenta de CUCCBA agrega: «tenemos muchísimas ganas de que esto se revierta porque estamos atravesando una de las peores crisis de la historia. Se necesitan distinta medidas en materia económica como créditos y blanqueo para la Construcción, enumera. También, según la directiva, la ley de alquileres  es crucial para el mercado. Esperemos que, en marzo, con la reanudación del Congreso, el oficialismo y la oposición encuentren un acuerdo politico para poder encontrar un escenario mas conveniente para nuestro sector», resaltó.

Finalmente, Santiago Levrio, gerente general de TBT Real Estate Desarrollos opinó: «es muy poco probable que veamos algo diferente al promedio de los años con cepo. Es decir, precios estables con la mitad de operaciones de compraventa que los años sin cepo. Probablemente si existen shocks cambiarios puede haber algún trimestre de incluso menos operaciones pero en promedio no será muy diferente.

En cuanto al mercado locativo, veremos un crecimiento fuerte del mercado de temporarios apalancado con la llegada de turistas que son atraídos por precios relativos muy convenientes. Por otra parte el mercado de alquileres tradicionales, incluso con un cambio de la ley, veremos tensión en los precios producto de una demanda que, al no poder obtener hipotecas ,tiene como única opción el alquiler. Al mismo tiempo la oferta seguirá retraída.

Sobre las posibilidades para el desarrollo inmobiliario durante el año próximo, Levrio dice en 2022 «no debería haber incrementos tan fuertes de los materiales ni de la mano de obra y si el salario se recupera respecto al costo de la construcción veremos cada vez mas proyectos con financiación a largo plazo en vez de precios de pago contado muy bajos», señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.