Cruce de denuncias en la guerra de Re/Max y el Colegio de corredores inmobiliarios porteño

Fuente: BAE ~ Sebastián Sosa, presidente de Re/Max, fue contra CUCICBA y los acusó de boicot, cartelización y abuso de posición dominante ante la Comisión Nacional de la Competencia. Denunció que les hacen grafitis y les ponen cemento en la cerradura de los locales.  

Un nuevo round en la pelea entre Re/Max, el sector inmobiliario, municipios y la Inspección General de Justicia.  Re/Max presentó una denuncia a la Comisión Nacional de la Competencia (CNDC) contra el Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA), al que acusó de boicot, cartelización y abuso de posición dominante.

 Los frentes abiertos contra Re/Max,  que se define como una organización internacional de bienes raíces, fundada en 1973 en Estados Unidos, son varios. Más de una veintena de municipios, les prohíben hacer publicidad en vía público; otros les prohíben abrir inmobiliarias con el formato de franquicias. Las presentaciones se multiplican por todo el país. Hace pocos meses, el responsable de una franquicia en Jujuy fue detenido por poner a la venta parte de la Quebrada de Humahuaca.  

La Inspección General de Justicia (IGJ) declaró ilícita «la compra, la venta y el alquiler de propiedades a través de las franquicias Remax» y ordenó «su inmediata disolución y liquidación«. El organismo dictaminó que es ilegal, para las inmobiliarias, operar bajo el régimen de franquicias. Hizo lugar a una denuncia que hizo Armando Pepe, como ex presidente de CUCICBA.

«Nos hacen grafitis en los locales y hasta nos llegaron a poner cemento en las cerraduras», denunció Sebastián Sosa, presidente de Re/Max

Re/Max opera en el país a través de franquicias, cuenta con más de 150. Sebastián Sosa, presidente de Re/Max Argentina y Uruguay, señaló: “No somos una inmobiliaria, ni una red de inmobiliarias. Las franquicias las otorgamos a cualquier persona, sino es corredor, debe asociarse a uno. Chocamos con viejas estructuras y gente que no quiere el progreso. Decidimos hacer la denuncia, en realidad los denunciantes son alrededor de 10 corredores y nosotros los acompañamos, porque CUCICBA nos quiere sacar del mercado”.

Otro dato no menor, Sosa impulsó la creación de la Cámara Argentina de Empresas de Servicios Inmobiliarios, pero la Inspección General de Justicia le denegó la autorización. La idea era unir a las empresas que ofrecen venta de propiedades a través de franquicias.

El presidente de la cadena de franquicias contó los problemas que tuvieron en los últimos días: “Nos hacen grafitis en los locales y hasta nos llegaron a poner cemento en la cerradura. Hacen todo para que nos vayamos y abrimos 30 locales en la pandemia. Decidimos hacer una denuncia contra el Colegio de martilleros de la Ciudad por boicot, cartelización y abuso de posición dominante. Hasta influyen en el poder político para poder cambiar las leyes”.    

Sebastián Sosa apuntó sus cañones contra la flamante presidenta y ex vice de CUCICBA, Marta Liotto y señaló: “Son eternos opositores al cambio. Las autoridades de los colegios inmobiliarios están atornillados a las bancas y lo único que quieren es perjudicar al mercado en general. Nos usan en las campañas para ganar elecciones”.

Marta Liotto prefirió el silencio y envió a Jorge Martín Irigoyen, el abogado del Colegio de Martilleros a responder: “El problema de Re/Max es el sistema, para operar deben ser corredores, estos no pueden asociarse a alguien que no tenga la matrícula. Hacen publicidad engañosa, decían ‘mudamos una familia cada 10 minutos’ pero Re/Max Internacional no es reconocida en el país ni por la IGJ porque ni tiene domicilio fiscal en Argentina. Ahora cambiaron el discurso y hablan de Pymes, son profesionales no son Pymes”.

«Impulsan una Cámara de empresas inmobiliarias cuando ni siquiera el presidente de Re/Max es corredor inmobiliario», dice Jorge Martín Irigoyen de CUCICBA

Mientras desde Re/Max dicen que tienen 150 oficinas, 5000 empleados directos y 10.000 indirectos, en CUCICBA dicen que no es así. “Dicen que buscan emprendedores, les cobran a todos por trabajar. Cada persona que incorporan les paga 67 dólares mensuales por pertenecer y tener un escritorio, además de 247 dólares anuales para ser parte de Re/Max Internacional. Compiten con inmobiliarias que tienen empleados en blanco, con vacaciones, aguinaldos y no pagan por trabajar. Impulsan una Cámara de empresas inmobiliarias cuando ni siquiera el presidente de Re/Max es corredor inmobiliario”, señaló el abogado de los martilleros.

Se multiplican las denuncias

Sebastián Sosa prometió que este es el inicio de una serie de medidas que llegan para responder a todos los embates y no descartó hacer denuncias a otros Colegios, como el de provincia de Buenos Aires, entre otros. Un nuevo round de esta pelea que dará para largo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.