Qué espera el mercado inmobiliario para 2022

Fuente: Clarín ~ El año cierra con un alza de precios en los lotes suburbanos. Faltan definiciones sobre créditos y ley de alquileres.

El desafío es, y seguirá siendo, salir de lo urgente y enfocarse en lo importante. Esta es la conclusión que se extrae de las opiniones de desarrolladores después de transitar un 2021 difícil pero mejor que 2020.

Como se vio durante el período anterior, los lotes en zonas suburbanas fueron el producto más buscado, mientras que las propiedades usadas esperan recuperar su valor en un contexto económico más estable.

Miguel Ludmer, director de Interwin, afirma: “Notamos que los desarrolladores siguen interesados en comprar terrenos para lanzamientos a futuro, buscando, por supuesto, precios más accesibles. En cambio, los compradores están bastante selectivos. Tienen ante sí un inventario de ofertas bastante amplio, por lo que concretar cada venta es trabajoso”.

María Inés Kries, gerente comercial de Newland, por su parte, encuentra diferencias entre el mercado de usados y de pozo. Mientras en el primer caso los valores tendieron a la baja y existieron fuertes contraofertas, en los nuevos desarrollos los precios resultaron atractivos en dólares, aunque no es una ventaja de la que todos puedan sacar provecho.

“Los desarrolladores inmobiliarios fuertes, que cuentan con solvencia para sostener sus productos y no necesitan apalancarse en las ventas, no tuvieron ni tienen urgencia en bajar los valores de las unidades en pozo”

María Inés Kries

Kries aclara que el retiro de los desarrolladores más chicos hizo que el mercado de nuevos emprendimientos se ralentice pero no se frene.

Según sus datos, se siguieron cerrando operaciones, en especial de unidades de 1 y 2 ambientes, y algunas de 3 o 4 ambientes. “Lo concreto es que la gente necesita invertir o comprar sus viviendas. Mientras no exista crédito, o sea muy difícil acceder a él, las operaciones en pozo van a seguir concretándose”, concluye.Los condominios en barrios cerrados también experimentaron un leve aumento (imagen: Terralagos)

Los condominios en barrios cerrados también experimentaron un leve aumento (imagen: Terralagos)

“El segmento de lotes suburbanos se mantuvo muy activo porque aún los costos de construcción medidos en dólares siguen siendo muy atractivos”, sostiene Mauro Misuraca, presidente de Pilar Golf.

El empresario agrega que en el barrio cerrado que dirige “se absorbió prácticamente todo el stock de casas que estaba en alquiler, mientras que las operaciones de venta de casas terminadas continúan su marcha pero en forma más lenta ya que los compradores todavía optan por comprar y construir”.

Luis Signori, Director de CGF responsable comercial de Lagoon Pilar, coincide: “se mantuvo la tendencia del 2020 en cuanto a la búsqueda de productos suburbanos, especialmente de lotes y condominios con amenities. En el caso de Lagoon Pilar hemos observado un fuerte incremento en el valor de los terrenos como así también un leve incremento en el de los departamentos”.Lagoon Pilar. Playas para quienes deciden vivir fuera de CABA.

Lagoon Pilar. Playas para quienes deciden vivir fuera de CABA.

Qué esperar de 2022

Damián Tabakman, presidente de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU), se muestra con cierto optimismo. “El año entrante implicará un cambio cualitativo de expectativas en el buen sentido, luego de un largo ciclo de retracción y caída de precios”.

 “Afortunadamente están en la agenda de la alta política nacional temas sensibles para nuestro sector como la ley de alquileres, el blanqueo y el crédito hipotecario, por lo que en los primeros meses esperamos tener buenas noticias en estas cuestiones”.

Damián Tabakman

De cumplirse sus expectativas, Tabakman cree que “el sector inmobiliario dejará de ser atractivo por lo barato, como resguardo de valor”, para terminar captando inversión a largo plazo que permita generar viviendas e infraestructura en un país con un fuerte déficit habitacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.