Cuáles son las principales tendencias y los desafíos para la arquitectura y el diseño

Fuente: La Nación ~ Mucha gente se plantea la posibilidad de tele trabajar y vivir en entornos naturales en comunión con la naturaleza, qué cambios trae esa decisión de vida.

Durante 2021, en los sectores de diseño y arquitectura se produjeron varios cambios. Desde modificaciones en los hábitos, que ya se venían dando por la pandemia, hasta nuevas técnicas e innovaciones que comenzaron a implementarse en el sector, y que plantean varios desafíos de cara a este año.

Uno de los aspectos principales a mencionar, sin duda, fue el desafío de la ruralidad como concepto de vida. Mucha gente se plantea la posibilidad de tele trabajar y vivir en entornos naturales en comunión con la naturaleza.

Anulado o menguado aquello que nos daba la ciudad -aglomeración, “ir” al trabajo, las sedes fijas- no tiene mucho sentido someterse a la violencia que implica el habitar en ciudades que consumen una gran cantidad de horas y energías. Más allá de las posibilidades concretas de tomar esta decisión, lo cierto es que la idea está instalada.

Algunas de las modificaciones más importantes, que nos dejó el habitar en pandemia, estuvieron dadas en las propias disciplinas del diseño y la arquitectura, por los modos de trabajo en el sector. Estas son disciplinas con un alto desarrollo visual y de discusión sobre los proyectos. Así, la virtualidad y el teletrabajo aceleraron algunos procesos, aunque con menos posibilidad de crítica cruzada.

Respecto de las oportunidades de trabajo, algunos estudios mencionan las remodelaciones y la arquitectura de interiores como las principales fuentes de trabajo para diseñadores y arquitectos en los próximos tres a cinco años.

Vale destacar que, en realidad, muchas eran tendencias previas que se fortalecieron. De hecho, la relación con la naturaleza se venía trabajando desde hace años, ya sean fachadas verdes, terrazas jardín o huertas en balcones.

Los últimos acontecimientos han acelerado e incrementado ese proceso. El diseño biofílico, tal como se lo llama, tiene por finalidad aportar oxígeno, color y “vida” en los ambientes con la naturaleza, es una forma de traer el exterior al interior y evitar la alienación. No solo en viviendas, sino también en oficinas o fábricas.

Diseños 3D y prefabricación

Por otra parte, las Impresiones 3D son una modalidad de producción que se viene desarrollando hace algunos años, pero sin dudas que será una clave para la producción de bienes muebles e inmuebles de cara al futuro.

En ese sentido, otra tendencia que se puede mencionar tiene que ver con las formas curvas, ya sea por las posibilidades infinitas de generación de formas de los ordenadores y su posterior producción en 3D, o por una cuestión de higiene (el ángulo recto implica cierta dificultad para limpiar). Lo cierto es que lo curvilíneo ya es parte de la mayoría de las nuevas producciones tanto de sillones, mesas, accesorios, e incluso edificios.

Lo mismo puede decirse de la prefabricación, ya que estos procesos aceleran y simplifican la concreción de los proyectos y, por ende, reducen costos. El tiempo también es clave, ya que la velocidad de producción de estos sistemas es un valor que cada inversor tiene en cuenta a la hora de evaluar un nuevo proyecto.

En tanto, las redes sociales son una fuente de información permanente. Pinterest, quizás la alternativa que más actividad tiene a la hora de buscar inspiración, lanzó recientemente un estudio basado en más de 400 millones de búsquedas, dónde la tendencia principal es la de relacionar los sentimientos y el hogar.

Ellos le llaman escape rooms emocionales. “Si necesitas refugio para estar a solas con tus sentimientos, existe un lugar para ello. La gente programará escapes al interior de su casa y diseñará espacios para liberarse sin salir del hogar”, asegura el informe.

Lo nuevo también vendrá de la mano de la logística, ya que el comercio online implica un gran desafío para productos como el mobiliario. Traslados, almacenamiento, entrega y peso son variables que cualquier diseñador debe resolver para crear un nuevo producto.

Al respecto, debe mencionarse que la industria del descanso resolvió este tema con la creación de un colchón que viene en una caja de 50 x 50 cm x 1 metro, y se lo puede trasladar hasta en una bicicleta. Aquí el aporte del diseño está dado en el material, una espuma especial con memoria, en la compactación y en el packaging.

Limpieza y sustentabilidad

Otra gran estrella son los materiales que facilitan la limpieza, aportando valores acústicos y de confort. Sobre eso, puede enumerarse el universo de las melaminas en todas sus formas y variedades para la producción masiva, y las maderas tratadas con lustres sustentables, para nichos específicos. Así como el reciclado y la reutilización siguen vigentes, como una manera de consumo responsable.

Así, se concreta el regreso a los orígenes con gran protagonismo de materiales reciclados, reutilizados o naturales y de bajo impacto ambiental, como por ejemplo el vidrio, la piedra, la madera, el ladrillo o el metal. Siempre con tratamientos y terminaciones sin elementos químicos nocivos, que los hagan más duraderos y resistentes a la humedad y a la suciedad.

Empieza a haber una creciente predilección a trabajar con materiales de fácil obtención, que se encuentren próximos a los sitios de intervención o producción. Esto baja ostensiblemente la huella de carbono, reduce el consumo de combustibles en los traslados y colabora en desarrollo del territorio.

Como se ve, tanto la pandemia como la evolución tecnológica, el acercamiento a la naturaleza y las sensaciones más profundas, están dejando huella y a la vez inspiración en el diseño de aquellos objetos que utilizamos a diario, y varios de ellos serán las estrellas de este año que comienza.

* El autor es arquitecto y profesor titular de Grado y Posgrado de Diseño de Muebles en FAUD UNC y universidades de Montevideo y Asunción; coordinador del concurso internacional de diseño de muebles Blancoamor Diseña!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.