Piden impulsar créditos hipotecarios que se aten a los salarios para activar la venta de propiedades

Fuente: La Nación – La Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción reunió a especialistas y representantes de la industria quienes analizaron la actualidad del sector

En la 67° Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), especialistas y representantes de la industria compartieron sus visiones y estadísticas para obtener un análisis completo del sector, hoy en el predio de la Rural de Palermo.

Desde la Camarco y otras cámaras del sector se pidió al Gobierno nacional reabordar el plan de créditos hipotecarios indexados por el Coeficiente de Variación Salarial (CVS). “Estamos impulsando el proyecto de forma tal que si tomás un crédito a 30 años y sabés que la cuota no va a aumentar más que el promedio de la remuneración”, apuntó en diálogo con LA NACION el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), Gustavo Weiss. Aclaró entonces que si bien está en el Congreso pero no hay novedades aún.

En la apertura, Weiss dio un paneo general de la situación que atraviesa la industria. “El sector de la construcción ha registrado un fuerte crecimiento de la actividad. Sin embargo, el sector privado ha visto reducir su demanda en un mercado inmobiliario que está prácticamente paralizado con una importante retracción y que requiere de atención para poder destrabar su operatoria”, sostuvo. A pesar de dicha retracción, rescató “que el sector público nacional mantuvo una ejecución presupuestaria que permite amortiguar los efectos de la retracción en la actividad inmobiliaria”. Aún así, alertó sobre el incumplimiento de los plazos de pago contractuales y las distorsiones en los regímenes de Redeterminación de Precios que, según el Presidente de CAMARCO, “en épocas de alta inflación no reflejan en tiempo y forma el verdadero aumento de los insumos”.

En diálogo con LA NACION, Weiss afirmó que “la economía tiene una serie de desajustes que hacen pensar que no debería seguir creciendo la industria de la construcción por encima de lo que ya lo ha hecho”, y considera que la industria está cerca de un punto de amesetamiento debido el gran crecimiento que vino teniendo en los últimos años.

Por su parte, el empresario Gastón Remy, cofundador y CEO de NuQlea, hizo hincapié en el rol fundamental que ocupa la industria de la construcción en la generación de riqueza y empleo en el mundo. En esa línea, destacó que dicho sector representa el 10% del PBI del mundo y genera US$3 billones al año en la economía global.

Otro de los datos que destacó fue que la construcción representa uno de cada 14 empleos, hecho que demostraron algunos funcionarios en el evento. Por ejemplo, el titular del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), Enrique Cresto, señaló que a partir de un presupuesto de $5000 millones se están desarrollando unas 3000 obras de distinta magnitud junto a AySA, lo que “permitió la creación de unos 200.000 puestos de trabajo en todo el país”. Mientras tanto, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, aseguró que tienen en marcha más de 5300 obras, el doble de las que tenían un año atrás y que permite que haya 450.000 empleos en el sector.

En el encuentro también se trató la calificación del trabajo como un eje temático. Gustavo Gándara, director de Fundación UOCRA, indicó que hoy en día hay pleno empleo de trabajadores calificados con una demanda creciente que no logra satisfacerse. “Ocho de cada 10 no tienen la capacitación necesaria, siete de cada 10 no terminaron la primaria, muchos no tienen las herramientas tecnológicas necesarias, y algunos son tercera generación que no vieron el trabajo formal en su casa. Por eso tomamos la decisión de impulsar un modelo integral, integrado e innovador, que trabaje en equipo, para tomar decisiones y les damos una respuesta para que pueda trabajar y terminar la escuela”, sostuvo.

En otro plano, el acceso a la vivienda es otro punto crítico en la Argentina. De la Convención también participó el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, quien detalló que el Gobierno ya entregó 56.386 nuevas unidades y aseguró que “para 2024 el objetivo de política pública debe ser construir 100.000 viviendas por año”. También dedicó parte de su tiempo para describir el estado en el que se encuentra el país, y comentó que los programas que lleva adelante el ministerio que lidera lograron a tener más de 125.000 viviendas en ejecución y más de 102.000 créditos de refacción entregados; siendo -según el funcionario- Casa Propia el más fuerte de todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.