Cómo son las viviendas con ladrillos tipo Lego de plástico reciclado que ya se fabrican en el país

Fuente: Tiempo Argentino ~ Easybrick se define como la primera empresa nacional en desarrollar este sistema constructivo “simple e innovador” que elabora ladrillos de polipropileno 100% reciclado. Se presenta en la Exposición de la Construcción y la Vivienda BATEV que arranca mañana en la Rural. Sostienen que se ahorra hasta un 30%.

A simple vista se podría decir que hacen ladrillos tipo Lego a partir del reciclaje de tapitas. El modo más técnico lo define como la elaboración de ladrillos de polipropileno 100% reciclado para la construcción de todo tipo de edificaciones. Eso se propone la primera empresa del país en desarrollar este sistema constructivo “simple e innovador” que busca “es reinventar la industria de la construcción y ser parte del nuevo paradigma de la economía circular, trabajando para que las obras sean cada vez más sustentables, aprovechando al máximo los recursos disponibles”. Según afirman, esa modalidad permite ahorrar hasta un 30%.

La experiencia de Easybrick se presentará este miércoles como una de las grandes novedades del mercado en la Exposición de la Construcción y la Vivienda BATEV que se realizará en la Rural hasta el sábado.

Al sistema constructivo que utilizan para aplicar los ladrillos lo llaman Qualis. Es similar a un Rasti donde los ladrillos encastran unos con otros formando la estructura proyectada. “Gracias a su bajo peso y comportamiento estructural, estos ladrillos son ideales para obras rápidas, reduciendo notablemente los costos de flete, manipuleo en obra, energía… Además, asegura una durabilidad estimada en 100 años, gracias a su proceso de fabricación que se realiza por medio de inyección logrando que el polipropileno adquiera estabilidad dimensional. Versátil y adaptable a proyectos de construcción seca, los ladrillos son combinable con construcción tradicional, aplicable a industrias, viviendas, ampliaciones, reformas”, aseguran sus integrantes.

Una casa que construyeron, en Mercedes.

Según anuncian, ya llevan construidas 200 obras, entre casas y ampliaciones, y con más de 300 mil kilos de plástico reciclados en los últimos cinco años fabricaron 375 mil ladrillos. El universo tiene un potencial enorme, si se tiene en cuenta que 12 millones de tapitas se desechan por día en la Argentina, lo que alcanzaría para crear 36 mil ladrillos diarios, que alcanzan para edificar 15 viviendas.

La empresa cuenta con una ventaja en el sector: “Tenemos más de 20 años de experiencia ofreciendo soluciones en tuberías y cañerías de PVC y PEAD para obras de desagües pluviales, mineras, drenajes, tendidos subterráneos, fibra óptica y telecomunicaciones, entre otros”, asegura Zenón Santiago, co-fundador de Easybrick.

Según relatan, por su naturaleza plástica, los ladrillos tienen un 0% de porcentaje de absorción de agua. Los bloques conforman un espectro acústico y son atérmicos, gracias a las tres cámaras de aire.

Moderno y sustentable

María Eugenia González, directora de Relaciones Institucionales de la firma, habla en diálogo con Tiempo de una nueva generación que apunta a las obras sustentables: “nuestros clientes aspiran a acceder a una vivienda donde puedan aprovechar al máximo los recursos disponibles para que las viviendas sean cada vez más eficientes y sostenibles. Por eso, además de nuestros ladrillos Easybrick, fabricados con polipropileno 100% reciclado, promovemos la utilización de paneles o calefones solares, productos eficientes que en definitiva, los ayuden a reducir costos”. Y agrega: «Durante la pandemia, por ejemplo, hemos recibido muchos pedidos de ampliaciones, ya que gracias a la rapidez de la obra, podíamos agregar una habitación a una vivienda en tan solo 30 días».

Resalta que una vivienda moderna no pueden faltar grandes aventanamientos donde pueda disfrutarse de la luz natural y el entorno. En cuanto al valor de sus viviendas, cuenta que parten desde kits de obra básico que arrancan en los 170 dólares el metro cuadrado. «Es ideal para aquellos clientes que poseen sus planos, diseños o proyectos y simplemente desean panelizarlos con el sistema constructivo Qualis. Está pensado para profesionales de la construcción, contratistas, desarrolladores e incluso particulares que se animan a la auto construcción». Añade que el costo del metro cuadrado de construcción varía según el tipo y calidad de los componentes, accesorios y terminaciones que cada cliente prefiera, «pero a partir de U$500/m2 puede constituirse una vivienda llave en mano, con materiales de excelente calidad».

En la exposición de la Rural se verán otros modelos innovadores de construcción de viviendas. Por ejemplo, se presentará una asociación llamada Ciudad Posible: van a desarrollar una casa a partir de materiales sustentables como chapa bioclimática, madera plástica, y celulosa proyectada. Mientras se espera el milagro de que en el país haya créditos hipotecarios masivos y accesibles, empieza a cobrar fuerza la idea de que el día que se pueda construir, sea de forma sustentable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.